2 de abril, Día Mundial de Concienciación Sobre el Autismo

 

Los Trastornos de Espectro Autista (TEA), comúnmente conocidos como “Autismo”, poseen características específicas que condicionan su interacción y comunicación dentro de la sociedad. La Organización Mundial de la Salud (2021), describe dentro de las características más comunes “dificultad para pasar de una actividad a otra, gran atención a los detalles y reacciones poco habituales a las sensaciones”. Sin embargo, es importante destacar que cada una de las personas con autismo, pueden poseer comportamientos distintos al resto; y si bien no hay estudios concluyentes sobre una sola causa para el autismo, es importante conocer las experiencias de otras personas dentro del espectro, como una manera de facilitar los pasos a tomar ante distintas circunstancias.

 

El 2 de abril, ha sido establecido como el Día Mundial de Concienciación Sobre el Autismo, y Angela Vásquez, madre de un joven con autismo de 21 años, Roberto Rosales Vásquez, nos comparte su historia con su hijo. Su deseo es poder llegar a otras personas que necesiten saber que no están solos, y hacer un llamado al gobierno de Honduras en nombre de las personas con autismo en una fecha tan importante como esta.

 

¿Cómo fue ese primer momento cuando usted recibe la noticia de que su hijo tenía autismo?

 

“La primera vez que fuimos a una evaluación, y me entregaron el informe donde decía que mi hijo si tenía autismo no fue fácil. En ese momento, como madre, uno no se lo espera, aunque uno tenga las sospechas, uno tiene la fe en que le digan que no, que el niño solo está un poco distraído, pero que no tiene autismo. Pero realmente cuando le entregan el diagnóstico como madre, me sentí mal, lloré muchísimo, y con el tiempo uno se va como dando fuerza, dando fortaleza, cuando ve a otras madres, otros padres; uno se va apoyando.”

 

¿Qué observaba diferente que la hizo sospechar?

 

“Empecé a sospechar que mi niño tenía algo diferente a los demás niños porque a él no le gustaba relacionarse con ningún niño, él no le gustaba asistir a cumpleaños, no le gustaba que llegara visita a la casa; si llegaba una visita, corría a esconderse. A él le gustaba, le gusta hasta la vez, estar mucho en su cuarto. También un comportamiento bastante extraño que observaba en mi hijo desde muy pequeñito, que le gustaba girar alrededor, daba giros en un solo círculo y eso no lo miraba correcto; y decía yo ¿qué pasa?, y ahí fue donde me empecé a informar, a buscar, y a darme cuenta de que algo estaba pasando con mi hijo.”

 

¿Cómo reaccionó su familia?

 

“Al principio yo no le comenté nada a mi familia, sólo lo sabíamos mi pareja y yo, y no comentamos nada hasta que pasó un tiempo, cuando el niño tenía que entrar a la escuela. Quién iba a cuidar de Roberto era una hermana mía, entonces yo tuve que decirle a mi hermana que Roberto tenía autismo en su diagnóstico, y que por eso necesitaba mucho apoyo. Al principio noté como que se asustó y me quedaba mirando como rara, pero con el tiempo ella fue encariñándose mucho con el niño. Era bastante consentidos de parte de ella, pero otros familiares cuando se empezaron a dar cuenta (…), hubo una que hasta se atrevió a decirme: ‘¿y es verdad que un hijo tuyo es tonto?’, no toda la familia toma con buenos ojos el diagnóstico.”

 

¿Qué apoyos terapéuticos le ayudaron a llevar el camino del autismo con su hijo?

 

“Roberto tiene bastantes dificultades con sociabilizar, a él le gusta mucho estar encerrado en sí, me daba cuenta que a él le gusta mucho usar colores de ropa oscura también, entonces cuando los terapeutas miraban que a él no le gustaba hablar, no le gustaba saludar, no le gustaba ni extender la mano a las demás personas (…) ellos siempre buscaban de que el niño estuviera dando la mano constantemente, que no usara colores oscuros en él, y todo lo que a él le gustaba lo fuimos cambiando poco a poco. A Roberto le gustaba mucho estar en las esquinas de la casa, entonces ellos vinieron y dijeron ‘no, coloque un adorno para que él no logre llegar a la esquina’.”

 

¿Qué le pediría usted al Estado de Honduras en un día como hoy, que podrían hacer por la población con autismo?

 

“Le pediría al estado de Honduras incluir más a los jóvenes con autismo en cuestiones de empleo porque hay muchos que tienen esa habilidad, que ellos pueden, (…) pero no hay puertas abiertas para contratarlos a ellos. Les solicitaría más apoyo económico a las organizaciones para que se llevaran a cabo muchos proyectos, que sólo se planifican, pero no se llevan a cabo por falta de presupuesto. Le pediría al Gobierno que tuviera más empatía porque muchas veces solo cuando hay un día de celebración se acuerdan, pero ya pasando ese día se les olvidó. Le pediría al Gobierno que siempre estuvieran (las personas con autismo) en la agenda de ellos.

 

“Reconoce que somos igual de extraños el uno para el otro, y que mi forma de ser no es simplemente una versión deteriorada de la tuya.”- Jim Sinclair, 1992.

ACTIVIDADES DESARROLLADAS 2021

INFORME FINANCIERO 2021

Julio 1, 2021

ANUNCIOFENAPAPEDISH.jpeg

Junio 26, 2021

Con lágrimas en sus ojos, reflejando el dolor de sentirse solas, el día Sábado 26 de Junio de 2021, se desarrolló la primera asamblea que dió vida a la Asociación Cholomeña de la Discapacidad por la Inclusión con sus siglas ASOCHODIS, con el apoyo de la Federación Nacional de Madres, Padres y Familias de Personas con Discapacidad de Honduras.

 

Al menos el 15 por ciento de la población del Municipio de Choloma vive con algún tipo de discapacidad, las carencias en educación, accesibilidad, empleabilidad. rehabilitación y habilitación motiva a este grupo de madres, personas con discapacidad y familiares, a unir sus esfuerzos para incidir en las autoridades locales, y que estas brinden el apoyo que necesitan las personas con discapacidad.

 

El Estado de Honduras, aprobó y ratifico la Ley de Equidad y Desarrollo Integral de las Personas con Discapacidad de Honduras Decreto 160-2005 y la Convención Internacional sobre los derechos de las Personas con Discapacidad en el 2007, ambos instrumentos legales reconocen a las Asociaciones de y para Personas con Discapacidad.

 

Entre los retos más frecuentes con los que se enfrentan las personas con discapacidad están; tratamientos caros para su rehabilitación y habilitación, medicamentos de alto costo, servicios de salud sin un enfoque de derechos humanos, falta de una educación inclusiva de calidad y cálidez, falta de espacios accesibles, rampas, aceras, estacionamientos suficientes en espacios públicos, falta de oportunidades laborales y sobre todo la discriminación generalizada.

 

Choloma tiene una esperanza con este equipo de personas comprometidas por la inclusión, por la defensa y promoción de los derechos humanos y libertades fundamentales que todos y todas las personas con discapacidad tenemos.

 

Para mayor información y si usted quiere ser parte de esta organización puede comunicarse con su coordinadora Licda. Belkis Izaguirre Cel. 31922401.

Mayo 25, 2021
ANUNCIO.jpeg